La técnica Metamórfica

A grandes rasgo podemos decir que la técnica metamórfica consiste en un masaje muy suave en pies, manos y cabeza que proporciona un estado de relajación y bienestar que induce al equilibrio general, por lo que su aplicación y práctica es aconsejable para cualquier persona.

El objetivo de esta técnica es deshacer cristalizaciones energéticas producidas desde el momento de la pre-concepción y hasta el nacimiento. Trabajando las zonas reflejas correspondientes a la columna vertebral, de esta forma se produce un desbloqueo que beneficia a nivel emocional, obteniendo la recuperación de la fuerza vital y actualizándose el potencial de Auto-Curación que todas las personas poseen.