Las distintas maneras de entender el orgasmo en Oriente y en Occidente.

En Occidente se considera que una relación sexual debe terminar siempre en orgasmo y que sin orgasmo resulta una experiencia decepcionante. En cambio en Oriente la relación sexual se entiende como un viaje de placer, de manera que cuando el placer ha sido muy intenso puede que no exista la necesidad de orgasmo.

La otra diferencia fundamental concierne a la sexualidad masculina. En Occidente, la eyaculación se asocia al orgasmo, mientras que en Oriente el orgasmo masculino se produce en la mayoría de casos sin eyaculación (si los dos suceden simultáneamente es un extra). La idea del orgasmo masculino sin eyaculación es algo tan ajeno al pensamiento occidental que muchos hombres lo consideran imposible.

Es por ello que el Tantra propone dos maneras de alcanzar el placer. Como si hubiera estado diseñado para dos temperamentos diferentes, tienen velocidades diferentes. La primera denominada “el Camino del Valle”, asciende lentamente a la cima de la montaña, disfrutan de todas las sensaciones en un crescendo calculado que permite gozar de todas las sensaciones del masaje.

La segunda, denominada “la Vía Abrupta”, requiere controlar perfectamente la eyaculación, pues el hombre alcanza el éxtasis deteniéndose y alcanzando orgasmos sucesivos sin eyacular.

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s